¿Regalos Navideños?

Cuando llegan estas fiestas navideñas pensamos en comprar muchos regalos a nuestros seres queridos. Padres, abuelos, hijos, nietos, amigos, etc., y no siempre tenemos claro que regalar. A veces la persona es un niño, un señor mayor que vive solo, un amigo solitario que trabaja todo el día… y lo primero que se nos viene a la cabeza es regalar un perrito para que haga compañía al abuelo, al niño o al amigo, y no tenemos en cuenta al propio perro y sus necesidades.

 

Antes de regalar un perro hay que tener en cuenta muchas cosas, a parte de que es una buena compañía, que es bonito, que es gracioso, que parece que te entiende, que lo puedes llegar a considerar como un hijo, etc. etc. El perro no es un juguete, tampoco es un sustituto de una persona, no es un niño, no es una pareja. El perro es un ANIMAL, como un mono que vive en la selva. No humanicemos al perro. Ante todo es: animal, perro, raza, nombre. No lo olvidemos.

Tenemos que entender que un perro necesita normas, límites y limitaciones en casa y en la calle, cuando esto se cumple hay que darle cariño, y siempre en un estado de calma y sumisión. Todas estas pautas las aprendemos de psicólogos caninos como César Millán, que enseñan al humano para que entienda el mundo del perro, lo que llamamos psicología canina, y a partir de ahí podemos y estamos preparados para tener un perro en nuestra vida. Dueños responsables por favor.

Eli

El animal, como tal, no ha venido al mundo para ser un juguete del humano, algo para calmar la ansiedad, soledad o aburrimiento de la gente. El perro tiene unas necesidades que hay que cubrir a diario. Digo “a diario” porque no son unas horas durante el fin de semana, o cuando se tienen cinco minutos al día. No, el perro, en función a su energía, necesita al menos de una hora de paseo diario. Si el paseo es corto, ha de ser intenso (pelota, mochila… etc.), el objetivo del paseo es que el can llegue cansado a casa y no necesite más hasta el nuevo paseo.

Comen todos los días, pienso de calidad a ser posible ya que esto influye en su estado físico de una manera notable. No se le puede dar cualquier cosa de casa, como si fuese una persona. La comida de humano no sirve para el perro en ningún caso.

Su estado de salud y apariencia es primordial: vacunas anuales, revisiones veterinarias, peluquería, esterilizaciones, etc. Todo ello cuesta dinero y si se quiere tener un perro en óptimas condiciones todo esto ha de pagarse a lo largo del año.

En resumen. Un perro necesita un dueño responsable, con tiempo para él y dedicación, que entienda la psicología canina y que no humanice al perro nunca.

Si después de todo esto piensas en tener un perro, mi recomendación es que adoptes uno que tenga una energía similar a la tuya (una persona mayor no puede tener un bóxer, por ejemplo), que el animal sea tranquilo y sumiso. Llévalo a pasear antes de llevarlo a casa, que respete todas tus cosas siendo tú el líder en casa y en el paseo. Lo único que necesita un perro es alguien a quien seguir. Si tu energía es firme y tranquila tendrás un seguidor nato para siempre, si no la tienes tú serás el seguidor.

Espero que estos consejos os ayuden a decidiros por un juguete de trapo para estas fiestas antes que por un ser vivo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo FAUNA, Perros

Tu respuesta:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s