Humanos incompetentes I

Mi madre tiene una amiga de unos 78 años. Hace 13 más o menos perdió a su marido, y su hija decidió regalarle un perro para que no estuviera sola.

En este caso eligieron una hembra de Cocker Spaniel Inglés de alrededor dos meses.

Cocker Spaniel InglésLa perrita se llamó Trufa porque era totalmente negra. Un cachorro separado de su madre y entregado a un humano, como tantos otros, deseando aprender todo del mundo, deseando tener una jerarquía, porque nadie quiere tener la responsabilidad de controlar la situación, es más cómodo que lo hagan otros y dedicarse solo a ser sumiso y tranquilo. Necesitaba un líder que jamás encontró.

La amiga de mi madre es una mujer sedentaria y bastante gruesa. Su vida se limita a salir a pasear despacito por el Retiro de Madrid, de modo que los hábitos de esa mujer son los hábitos a los que debía de acostumbrarse el perro, el cachorro en este caso, y siendo éste de carácter activo.

Siempre iba atada porque la dueña no se fiaba de ella.

Cuando la amiga de mi madre lo recibió en casa, contaba con 65 años, una pérdida tremenda y un desconocimiento absoluto del mundo del perro y sus necesidades.

El cachorro no tenía normas, límites ni limitaciones y campaba a sus anchas por la casa. Recibía más conversación verbal que energía corporal, de modo que el cachorro decidió ser líder desde que supo que la energía de su dueña estaba por los suelos, y eso si la encontró en alguna parte.

El cachorro sabe perfectamente si alguien es líder o seguidor desde el primer momento que tomas contacto con él. No bajemos la guardia y creemos normas desde el primer día que el perro entra en casa. Lo agradecerá y tú también, créeme.

Cocker Spaniel Inglés

Trufa era muy querida, solo recibía amor, comía comida humana (paella, fabada, fruta, filetes de carne, embutido, yogures, arroz, fideos, etc.), no era corregida cuando hacía algo mal, se la permitía subirse al sofá, hacer sus necesidades en casa, etc. No tenía una estructura, cosa que su madre le hubiera impuesto desde el primer momento.

El cachorro fue creciendo y se convirtió en una perrita adulta. La jerarquía que existía en la casa estaba clara. Trufa era la que dominaba todo, cada movimiento giraba en torno a ella, ordenaba, mandaba y hacía valer su liderazgo mordiendo incluso a su dueña, que no entendía como podía morder la mano que la daba de comer. La explicación es muy clara, el perro dominaba la casa y todo aquello que estuviera dentro era suyo, incluso ella.

Trufa no está esterilizada, con el consiguiente problema de frustración que ocasiona el no haber tenido ninguna camada y haberla deseado cada vez que llegaba el celo.

Ojalá hubiera tenido un educador canino que hubiera cambiado el “chip” de esa mujer. Cambia tu energía y forma de actuar y cambiarás la de tu perro. Creo que Trufa en todo momento hubiera querido que ocurriera, como digo, a nadie le gusta tener el puesto de líder. Demasiada responsabilidad, y más ante una manada tan “incompetente”.

La perrita tuvo su vida incompleta desde que entró en casa. Actualmente tiene 13 años, no ha tenido una vida plena ni por lo más remoto, es arisca con los perros, no se deja acicalar por su dueña porque la muerde, -cosa que entorpece enormemente cualquier cuidado médico casero e higiene como el cepillado-, en el paseo tira, se cruza y se sube con las patas a la gente, incrementando su liderazgo y falta de respeto sin dar espacio. Sin contar con que está con elevado sobrepeso.

Cocker Spaniel Inglés

La dueña ha de ir con un bastón para apartar a los otros perros y que no se la acerquen. Un desastre. Todo esto incrementa la inseguridad y liderazgo de la perra, sin comentar que la dueña piensa que cuando se enfurece con otros perros es porque la defiende…..

Por favor, no penséis por el perro, no tiene nada que ver el pensamiento humano con el canino. Nada. La perra es insegura y dominante. No hay más.

El resumen ante esta situación es claro: No regaléis perros a personas que no son capaces de entender la psicología canina, ni a personas de baja energía, ni que hayan tenido una pérdida reciente (de humano o de perro), ni personas que ven al perro como un humano. Al final el que pierde siempre es el perro y no tenemos ningún derecho.

Gracias.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo FAUNA, Perros

2 Respuestas a “Humanos incompetentes I

  1. perrrotips

    Que manera de confundir a la gente. La palabreja que usas para definir los problemas de la perra, “dominancía´´ No es la correcta. Esa perrita necesitaba alguien que le enseñara como comportarse en un mundo de humanos, como a todos nosotros o a todos los perros les has explicado como comportarse. Todo lo que has expuesto en el artículo, todos los problemas tienen nombre y esta mal asociarlos todos a que la perra es dominante.
    Mi pregunta es. ¿Donde has estudiado para afirmar todo esto?
    Creo que has visto muchos episodios de cesar millan y ahora crees saberlo todo. Informate sobre lo que opinan los profesionales de diferentes paises sobre las técnicas agresivas y pasadas de moda de tu idolo.

  2. Estoy totalmente de acuerdo en la diferencia de opiniones, es más, creo que es muy saludable pero… yo me pregunto, ¿es necesario menospreciar a los demás para hacer valer tu opinión?
    Por las formas se pierde la razón… 😉

Tu respuesta:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s